¿Una nueva burbuja inmobiliaria? Nacional no, pero local sí

  • ¿Una nueva burbuja inmobiliaria? Nacional no, pero local sí

El VIII Observatorio de la Valoración, publicado por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), descarta la posibilidad de que se repita una nueva burbuja a nivel nacional, aunque sí apunta una “leve” a nivel local, causada por las dificultades de la compra de inmuebles en algunas zonas.

No habrá una nueva burbuja inmobiliaria

Según los expertos que han participado en la redacción del informe, se podría formar una burbuja en el caso de que los precios se duplicaran en cinco años y si crecieran un 50% en los próximos tres años para acto seguido precipitarse de nuevo hasta los niveles actuales en poco tiempo.

En este caso, no considera drásticos los datos de las variaciones en los precios experimentados por las viviendas en España, pues en los últimos tres años subieron un 5,3% en total. En los siete previos, habían aumentado con un crecimiento del 8,8% anual y después cayeron un 6,5% entre 2007 y 2014.

De este modo, el estudio concluye que la información “no refleja la posibilidad de experimentar una burbuja en los próximos períodos”, una opinión que comparten 8 de cada 10 expertos encuestados.

Posible pequeña burbuja a nivel local

El Observatorio de la Valoración sí abre la puerta a una pequeña burbuja local, concretamente en las comunidades de Baleares, Cantabria, Cataluña, Galicia y Madrid, donde se muestra una tasa de crecimiento bruta superior al 5% en los últimos tres años. El aumento de precios residenciales en el resto de territorios son “muy pequeños o aún negativos”.

En este sentido, el estudio expone: “al no descartarse una fuerte revalorización en aquellas áreas donde se está produciendo concentración leve de demanda se abre la posibilidad de que tenga lugar una burbuja de precios leve, dadas las dificultades de acceso a la compra de la mayor parte de los hogares que podrían ser demandantes efectivos”.

Esta situación del alquiler, según los expertos, podría causar un efecto contagio también en la compraventa. “Los hogares no se podrán alquilar, quedarán unidades vacantes en este mercado y la demanda se moverá hacia otros mercados próximos originando un efecto contagio de los precios residenciales del territorio”.

El estudio llega una semana después de que Íñigo de la Serna también descartara la posibilidad de una segunda burbuja inmobiliaria.