LOS EXTRANJEROS COMPRAN AHORA MÁS PISOS QUE EN EL BOOM INMOBILIARIO

  • LOS EXTRANJEROS COMPRAN AHORA MÁS PISOS QUE EN EL BOOM INMOBILIARIO

Los compradores extranjeros copan una porción cada vez mayor de la tarta inmobiliaria española. El año pasado adquirieron una de cada cinco viviendas libres que se vendieron en España. En concreto, protagonizaron 76.680 operaciones, según el Consejo Oficial del Notariado. Es la mayor cifra de toda la serie histórica, que se remonta a 2007, el pico de la burbuja residencial. Esa cifra supone un incremento anual del 12,9% con respecto a 2014, y representa el 20% del total de compraventas de España en 2015 (384.000), peso que viene incrementándose año tras año desde 2007. La compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros residentes aumentó un 18,2%, y la de los no residentes, un 8,4%. El 51,7% de las transacciones realizadas por extranjeros correspondieron a compradores que no residen en España, y que fundamentalmente buscan una segunda vivienda para vacaciones o para jubilarse, aunque también como inversión para poner en alquiler en busca de una rentabilidad que no ofrecen los depósitos o la deuda. El precio medio por metro cuadrado de las operaciones realizadas por extranjeros aumentó en un 2,9% interanual. “Este incremento vino de la mano de los extranjeros no residentes (5,6%), dado que el precio para los extranjeros residentes experimentó una ligera caída del 0,1%”, explicaron los notarios. La compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros se incrementó en todas las comunidades autónomas. Los incrementos más fuertes se produjeron en zonas no costeras como La Rioja (59,1%), Castilla‐La Mancha (57,3%) y Navarra (41,5%). Los más discretos se produjeron en Extremadura (9,8%), Comunidad Valenciana (7,2%) y Cataluña (4,9%). Las regiones en las que las transacciones de vivienda libre realizadas por extranjeros tuvieron un mayor peso sobre el total fueron Islas Baleares (44%, casi la mitad del mercado), Islas Canarias (39%), Comunidad Valenciana (37%) y Murcia y Andalucía (25%, una de cada cuatro casas). Por nacionalidad, los compradores británicos siguen liderando el ranking de extranjeros a los que más les atrae el ladrillo español. Compraron 15.810 pisos, el 20,6% de las ventas no españolas. Les siguieron, franceses (6.714 viviendas, el 8,8%), alemanes (5.745, el 7,5%), belgas (4.393, 5,7%), italianos (4.217, 5,5%) y rumanos (4.064, el 5,3%). Entre estas seis nacionalidades coparon más del 50% del mercado foráneo. Los rumanos fueron los que más crecieron: un 59% respecto a 2014. Se resalta el desplome que experimentaron los compradores rusos, que hace escasos trimestres se situaban como los terceros más activos y ahora, por la atonía económica de su país, han dejado de comprar tantas casas en España. La venta a ciudadanos de Rusia cayó en 2015 un 45,6%, muy por delante del segundo mayor desplome, el de Marruecos (‐29,4%). Datos también publicados en La Vanguardia, ABC y en Cinco Días (dentro del artículo “Dónde el salario permite comprar casa y dónde no”) (Expansión. Página 28. 5 medias columnas)