Ley de crédito Hipotecario 5/2019: ¿Exigencias y frenazo en las ventas?

  • Ley de crédito Hipotecario 5/2019: ¿Exigencias y frenazo en las ventas?

Con la entrada en vigor de “La nueva Ley de Crédito Inmobiliario” se pone de manifiesto la confusión de entidades y notarios sobre el canal digital para comunicarse. El mercado teme que el aumento de las exigencias reduzca las compraventas.

¿Están preparadas las entidades y los notarios para los nuevos procedimientos? ¿Se encarecerán las hipotecas? ¿Cómo afectará a los clientes? ¿Y a los bancos?

  • Entre otros mecanismos, se han elevado las exigencias y los requisitos del estudio de solvencia previo.
  • La nueva ley podría dificultar la compraventa y actuar como freno, aunque sea temporal.
  • La Asociación Hipotecaria Española (AHE), pone el foco en las dificultades que podrían encontrar los ciudadanos con rentas más bajas o con una situación laboral inestable, especialmente los jóvenes.
  • En muchos de estos casos los consumidores serán empujados al mercado del alquiler, ya de por sí tensionado, con el consiguiente impacto sobre los precios.

Alquileres más altos … ¿hipotecas más caras?

  • La nueva ley establece que sean los bancos quienes asuman la totalidad de los costes de notaría, registro, gestoría y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados,  mientras que los clientes tendrán que pagar los gastos de tasación.
  • Los consumidores temen que ese aumento para las entidades se compense con unas hipotecas más caras.
  • Habrá bancos que se sientan tentados de trasladar los costes al precio de las hipotecas, pero la competencia del mercado determinará en último término las ofertas que más interesan al consumidor.
  • Se supone que en la nueva ley hipotecaria priman las garantías durante todo el proceso. “Confiamos en que sirva para aumentar la seguridad jurídica del mercado hipotecario y reducir tanto las discrepancias judiciales como la litigiosidad, que es perjudicial para el cliente y la entidad”, afirman desde la Asociación Española de la Banca (AEB).

La agencia de calificación Moody’s, ha publicado un análisis sobre el impacto de los cambios:

  • La nueva ley reducirá los riesgos legales para la banca al incrementar la transparencia en el proceso de contratación, pero también dificultará la recuperación de préstamos morosos al retrasar el inicio del proceso de ejecución hipotecaria.
  • Introduce un esfuerzo de información en la fase precontractual para las entidades y los notarios con el fin de asegurar que el cliente entiende bien las características del contrato y mejorar la clarificación y tramitación de hipotecas.
  • Los notarios serán los encargados de verificar, mediante acta notarial gratuita, el cumplimiento de los requisitos de transparencia, es decir, que los bancos han entregado la documentación precontractual con diez días de antelación (tal y como obliga la ley), que se ha prestado asesoramiento e información individualizada sobre el contrato y que el prestatario las comprende y acepta.
  • Tendrán que incrementar sus infraestructuras para poder dar cobertura a todos.
  • La norma exige utilizar un canal telemático seguro que permita a la entidad enviar la documentación al notario elegido libre y gratuitamente por el cliente antes de la firma evitando así la paralización de tramitaciones por no haberse completado la conexión con las plataformas telemáticas de algunas entidades de crédito.