LA CONTRATACIÓN DE HIPOTECAS A TIPO FIJO SE TRIPLICA AL CAER LAS CLÁUSULAS SUELO

  • LA CONTRATACIÓN DE HIPOTECAS A TIPO FIJO SE TRIPLICA AL CAER LAS CLÁUSULAS SUELO

La contratación de hipotecas a tipo fijo ha triplicado su ritmo en los últimos años. En 2013 suponían apenas el 5% de los nuevos préstamos para la compra de vivienda, en la actualidad rozan el 15% del total. La hipoteca fija se ha convertido en la nueva apuesta comercial de la banca ante la progresiva retirada de las cláusulas suelo de los créditos a tipo variable que ha impuesto la justicia al ir anulándolas por su opacidad. La banca espera atisbar el miércoles si el Tribunal de Justicia de la UE prepara un nuevo varapalo judicial con una factura millonaria. En concreto, el 14,8% de las hipotecas constituidas el pasado abril eran a tipo fijo, según los últimos datos del el Instituto Nacional de Estadística (INE), una cota desconocida en el mercado español y que prácticamente triplica el porcentaje alcanzado tres años antes. Por aquel entonces, en mayo de 2013 exactamente, el Tribunal Supremo dictó una sentencia histórica en la que declaraba nulas las cláusulas suelo hipotecarias de BBVA, Novagalicia y Cajamar por su falta de transparencia. Un fallo que dio pie de miles de sentencias contrarias a la banca en distintas instancias, que terminó llevando a Bankia y CaixaBank a retirar las cláusulas suelo en octubre 2015, que propició otro fallo del Supremo tumbando las de Popular a comienzos de este año y que terminó llevando el pasado abril al Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid a declarar nulas las cláusulas suelo de toda la banca en una macrocausa con 15.000 demandantes a los que habría que devolver lo cobrado. En paralelo, desde aquel fallo de 2013, los tipos de interés han caído a mínimos históricos y, de hecho, el euríbor ha llegado a situarse en los últimos meses en negativo. Sin una protección fiable ante esta coyuntura, dadas las sistemáticas anulaciones de cláusulas suelo en los juzgados, y en busca de garantizar una mínima rentabilidad por sus préstamos, la banca está volcándose en la comercialización de hipotecas a tipo fijo, lo que ha desatado una guerra de precios en el sector. Es más, muchas entidades están instando a sus clientes a convertir su hipoteca variable en una fija, que les garantiza seguir pagando lo mismo todos los años que les resten de deuda pese a que el euríbor vuelva a repuntar en el futuro, a cambio de renunciar a reclamar lo pagado por cláusulas suelo en los últimos años. (Cinco Días. Primera página. Página 18)