GUÍA DE VIVIENDA

  • GUÍA DE VIVIENDA

Los precios de la vivienda han tocado fondo en algunas zonas tras años de ajuste y fomentan que algunas personas enfoquen la compra como una inversión de la que luego obtener rentabilidad alquilando. ¿Qué rentabilidad deja realmente ese tipo operación?

La compra de vivienda para su posterior arrendamiento determina una rentabilidad media que hace atractiva la operación como inversión. Los datos publicados por el Banco de España a fecha 03 de septiembre de 2015, reflejan una rentabilidad bruta por alquiler en el primer trimestre de 2015 del 4,70 %. Este dato puede detallarse de forma aproximada a nivel de capitales de provincia. Estos datos corresponden a rentabilidades brutas, y por tanto no reflejan la realidad, dependiendo en cada caso de la situación particular de cada vivienda.

Para la determinación de la rentabilidad neta, es necesario considerar no sólo los ingresos que se reciben por el alquiler de la vivienda, sino también los gastos que la misma genera y que variarán en cada caso concreto: Impuesto de Bienes InmueblesTasa de basurascuotas de comunidad de vecinos,seguro de la viviendaseguro de impago de alquiler, coste de la financiación en su caso, gastos de la adquisición de la vivienda (IVA o ITP, notaria, registro, etc.), entre otros (cuadro 3).