EL NOTARIADO CREA UN PORTAL ELECTRÓNICO PARA MEJORAR LA INFORMACIÓN SOBRE LAS HIPOTECAS

  • EL NOTARIADO CREA UN PORTAL ELECTRÓNICO PARA MEJORAR LA INFORMACIÓN SOBRE LAS HIPOTECAS

ÁNGEL RON, PRESIDENTE DE BANCO POPULAR “HAY QUE VINCULAR AL CLIENTE CON SIETE PRODUCTOS PARA RENTABILIZAR LAS HIPOTECAS” En su último número, la revista Actualidad Económica publica una entrevista con el presidente de Banco Popular, Ángel Ron, quien entre otras cuestiones explica que el banco está explorando todas las alternativas para elevar la rentabilidad, actualmente situada en el 2,94%, muy presionada por el elevado stock inmobiliario. “Nos gustaría tener un ROE del 10% para poder superar nuestro coste de capital. Deberíamos ser capaces de lograrlo en tres años en el mejor de los casos”, afirma. “No creo que sean sostenibles unos ROE mucho más altos, porque se nos está exigiendo a todos los bancos cada vez más capital y los márgenes son muy estrechos, ya que convivimos con tipos de interés históricamente bajos”. En cuanto la situación lo permita, el banco tiene previsto elevar el porcentaje de beneficio que reparte entre los accionistas desde el 25% actual al 50%. Ron también tiene previsto impulsar, aunque sin prisa, la internacionalización del banco. Popular lleva tres trimestres arañando cuota de mercado en pymes (del 12,11%, según el último dato), a pesar de ser líder en este segmento por el que compiten desde hace un par de años todas las entidades financieras. El banco atribuye la fidelidad de las pequeñas empresas a que no las abandonó durante la crisis. Ron sostiene que el modelo puro hipotecario tiene “poco futuro”. Según sus números, es necesario vincular al cliente con hasta siete productos para rentabilizar un préstamo de este tipo. Coincidiendo con la ampliación del Fondo Social de Viviendas del Gobierno, Ron aprovecha para recordar las consecuencias que tendría la generalización de la dación en pago. “El acceso a la propiedad se restringiría porque los bancos no estarían dispuestos a financiar el 80% del valor de las viviendas, sino el 50% o el 60%. El número de transacciones caería, los precios también y, por tanto, mermaría el patrimonio del 80% de españoles que invirtieron en la compra de una casa. Eso sí que sería antisocial”. (Expansión. Página 22. 5 columnas)