Cómo evitar que Hacienda te cobre más impuestos por comprar o heredar un piso barato

  • Cómo evitar que Hacienda te cobre más impuestos por comprar o heredar un piso barato

Que la hacienda autonómica exija al comprador de una casa barata o al heredero de una vivienda un pago superior al inicialmente abonado por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) o por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) es algo ya recurrente. El motivo es que valoran las casas por encima del precio escriturado.

A esta reclamación del “impuesto extra” se la conoce como “liquidación complementaria por comprobación de valores" y viene, además, acompañada de los correspondientes intereses de demora. La Hacienda autonómica correspondiente abre reclamación cuando determina que el valor de una casa vendida o heredada es superior al precio al que se escrituró, según los valores que manejan las administraciones autonómicas. Esto pone en evidencia que hay una gran diferencia entre el precio de mercado y el valor establecido por la administración.

¿Y cómo determinan las CCAA el valor de una casa? se acogen al artículo 57 de la Ley General Tributaria que establece siete métodos de comprobación de valores diferentes. Así, mediante dicha comprobación, las haciendas regionales revisan la valoración que el contribuyente ha realizado de un bien inmueble a la hora de tributar por su adquisición, tanto en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) como en el de Sucesiones y Donaciones (ISD).

La base imponible del ITP y del ISD es el valor real de los bienes, y no lo que se ha pagado por ellos. Por ello una Comunidad Autónoma puede prescindir del valor consignado en la escritura pública, y fijar ella el valor real del inmueble en base a alguno de los métodos previstos en el referido artículo 57 de la Ley General Tributaria.

De este modo, nadie está libre de que la hacienda autonómica compruebe el valor escriturado de la vivienda y de que, en caso de que proceda, exija el pago de más impuestos que los que se pagaron en su día. El despacho de abogados Ático Jurídico Salcedo Abogados asegura que este tipo de comprobaciones son muy habituales y que, afortunadamente, en la mayoría de los casos están siendo anuladas por los Tribunales.

Pero las liquidaciones complementarias giradas a los contribuyentes son enjuiciadas por diferentes Tribunales Superiores de Justicia, en función de los métodos de comprobación empleados. Por ello, las posibilidades de éxito en cada caso son también diferentes. Para recurrir dichas liquidaciones complementarias, el contribuyente cuenta con un plazo establecido de un mes a contar desde el día siguiente a la notificación para acudir al Tribunal Económico-Administrativo.

En este especial te explicamos, con la colaboración de Ático Jurídico, cómo impugnar una comprobación de valores en cada Comunidad Autónoma.

 

Cómo impugnar una comprobación de valores en Castilla y León

En la Comunidad Autónoma de Castilla y León, se utiliza habitualmente el método de comprobación de valores de precios medios en el mercado (artículo 57.1.c de la Ley General Tributaria), según el despacho Ático Jurídico.

Para determinar el valor de cada inmueble, se parte de coeficientes extraídos de estudios de mercado y de formularios de los técnicos de la Consejería de Economía y Hacienda, que se actualizan periódicamente. Además, los peritos de la Administración realizan ajustes puntuales en los valores de determinadas zonas e inmuebles, si consideran que existen circunstancias técnicas que así lo exigen.

En la práctica, este método de valoración de precios medios en el mercado acaba muchas veces fundiéndose con el del dictamen de peritos (artículo 57.1.e de la Ley General Tributaria): se trata de un dictamen de perito que se basa en los precios medios de mercado con los que cuenta la Administración.

El TSJ de Castilla y León de momento avala este método de valoración en varias de sus sentencias, considerando que las valoraciones así realizadas, contienen los datos de los estudios de mercado vigentes a la fecha de la comprobación, actualizados por el técnico, de modo que el contribuyente conoce perfectamente los datos utilizados por la Administración, y las correcciones realizadas por el perito.

Sin embargo, cada vez más Tribunales cuestionan la legalidad de dicho método híbrido, entendiendo que la Ley General Tributaria permite la utilización del dictamen de peritos (artículo 57.1.e) o del método de precios medios en el mercado (artículo 57.1.c), pero no una fusión de ambos.

El propio Tribunal Supremo, en una reciente sentencia afirma que cuando la Administración comprueba el valor de un inmueble utilizando el método del “dictamen de peritos”, pero basando éste en los precios medios de mercado, no puede aplicar estos últimos de forma automática. Es decir, los precios medios de mercado deben utilizarse para fundamentar la valoración personalmente realizada por el perito, pero no pueden aplicarse de forma automática. En definitiva, el perito debe razonar la aplicación de los precios medios de mercado, lo que en la mayoría de los casos, obligará a una inspección personal del inmueble (visita del perito), algo que casi nunca se hace.

Por tanto, en aquellas comprobaciones en las que el perito de la Administración utilice los precios medios de mercado aprobados en la Comunidad, de forma automática y sin razonar la procedencia de su aplicación, la liquidación podrá ser impugnada, existiendo fundamentos jurídicos para lograr su anulación.

Recomendamos por tanto, recurrir las comprobaciones y liquidaciones que se asemejen a la que hemos descrito.

Fuente:  Idealista